martes, 22 de octubre de 2013

Inversión de Bill Gates... y reímos las gracias.


No imagino a Bill Gates acercándose a una de las obras de FCC y cogiendo un pico o una pala, vale, si, es demagogia… vuelvo a empezar.

No imagino a Bill Gates acercándose a una de las oficinas de FCC, a revisar un contrato, a ver como marchan las cosas o simplemente a entender como va su nueva y flamante inversión del 6% en FCC. Y no lo imagino por que el dinero invertido es eso, una inversión, ni aporta ni deja de aportar nada a las obras de FCC, ni a su trabajo, ni al día a día, quizás algún pijo que prefiera decir que contrata en la empresa de Bill Gates que en la de otro gran constructor.



Y como es simplemente eso, una inversión en compra de acciones, un dinero que sale del bolsillo de uno para ir al bolsillo de otro a cambio que los dividendos del otro vayan al bolsillo del uno, es una inversión simplemente especulativa.

Inversiones especulativas que nos han traído a esta crisis y que estúpidamente aplaudimos una vez más y nuestros gobernantes se llenan de euforia, pero lo cierto es que esa inversión es nada, nada llegara a lo que necesitamos, trabajo.

Esos 113.5 millones, los invierte Gates, donde quiera, pero… os imagináis que esa misma inversión en vez de ir a la especulación hubieran ido a 113.5 empresas PYMES que con esa inversión crecerían y crearían empleo.

Resumiendo, han pasado dos días desde que nos cuentan que la crisis se acaba y ya le reímos las gracias a la especulación financiera y aplaudimos las operaciones magnificentes de dinero irreal que solo provocan que el trabajador tenga que ser “mas competitivo” (para el que no lo sepa, esto significa cobrar menos o trabajar mas o ambas cosas), para que un inversor mas gane dividendos con el mismo trabajo real

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada