miércoles, 18 de septiembre de 2013

Me voy a mojar con la independencia de Cataluña, una vez más.


Me voy a mojar con la independencia de Cataluña, una vez más.

Ya indiqué que no me parecía descabellada la independencia de Cataluña siempre que se hagan las cosas responsablemente, no me parece la solución a nada, pero tampoco me parece tan extraño.

Lo que me llama la atención de todo el debate son las ESTUPIDECES y digo en mayúsculas ESTUPIDECES que se dicen a uno y otro lado de la “trinchera”.

Empecemos por la moneda, los anti-independencia dicen que si se secesionan quedaran sin euros y tendrán que acuñar “puyoles” sin valor, esto es una imbecilidad, hay países de fuera de la unión europea que acuñan sus propios euros, como Andorra,  Mónaco, San Marino y el Vaticano y otros que sin acuñarlos lo usan de modo estándar como Kosovo o Montenegro que lo usan como moneda oficial. ¿Cuál sería la razón para negárselo a Cataluña?

Dicen que si se secesionan los expulsarían de la Unión Europea, esto es otra idiotez, los expulsaran si no se activan medidas correctoras y si los países de la Unión Europea no lo quieren ¿Alguien de verdad se imagina a España por pura venganza y odio vetando a Cataluña?, esto es otra idiotez.

Dicen que para secesionarse tiene que votar toda España, ¿Acaso para reformar el bloque de vecinos tenemos que hablar con el bloque de vecinos de al lado?, entra dentro de la paranoia.

Dicen que se deslocalizarían bancos y empresas, es posible, pero absurdo, el tejido se queda como esta, y las grandes empresas, pongamos una que se nombra mucho “planeta” por que dijo que se iba, ¿Cuánto creéis que tardaría en crear Planeta Cataluña, S.A.? ¿Acaso creéis que va a dejar perder 8 millones de consumidores?

Cataluña tendría que asumir su parte proporcional del déficit estatal, claro, esto es evidente y lógico, pero todos sabemos como se haría PERMUTANDO bonos españoles por bonos nuevos… a 10 años, con lo que tienen 10 años de pulmón para reorganizar su economía.

Tendrían que crear su propio FROB… estoooo ¿no habíamos quedado que los bancos se van a Madrid?, pues ojo que también se va su deuda.

Ahora llega el momento de mojarse, lo primero que hay que hacer es preguntarle a los catalanes y si mayoritariamente quieren la independencia, es tan sencillo como ir traspasando en unos años de transición las competencias, al tiempo que se tramita lo del euro, lo de la Unión Europea, las deslocalizaciones, los intercambios de funcionarios que quieran ir a un lado u otro de la nueva frontera etc.

Resumiendo, si ellos quieren, con calma, con cariño, como hermanos que somos, con una hoja de ruta clara y sin estridencias.


2 comentarios:

  1. pequeñas matizaciones :

    Moneda : para acuñar hay que firmar un acuerdo con la UE, eso no es de hoy para mañana y menos teniendo en cuenta una previsible oposición de Francia y España.
    Expulsión : no los expulsarían, simplemente que al ser un pais nuevo deberían solicitar la entrada, y ello no es algo automático, además de que el veto de un solo pais de la UE lo imposibilitaría (y no solo España lo haría)
    Permuta de bonos : solo se puede hacer si el que tiene el bono lo consiente, y no creo que el que tiene un bono español lo cambie asi como asi por un bono incógnita.
    Deuda de los bancos : los deudores catalanes a los bancos le seguirán debiendo a los bancos españoles, ya que son contratos privados. No le hará mucha gracia a Catalunya que todos los meses el dinero salga de alli para ir pagando las hipotecas suscritas...


    Deslocalización: el mero hecho de no estar en maercado único no debe, efectivamente, despreciar un mercado de 8 millones, pero las politicas arancelarias UE harían que ese mercado no sea suficientemente atractivo como para mantener la misma inversión, empleo y recursos.
    Con respecto a la comunidad de vecinos, está mal planteado. No son dos comunidades colindantes, ahora son vecinos de la misma comunidad, y sí... en las comunidades de vecinos hay que contar con todos para modificar elementos comunes ( y la independencia significaría modificar elementos ahora comunes como frontera, relaciones exteriores, ejercito...) por eso hace falta.

    ResponderEliminar
  2. Además de lo escrito por Filemón Galarza, solo una precisión: Andorra no acuña euros, permite su uso ya que su moneda (el diner) solo tiene valor para coleccionistas o como recuerdo turístico, pero carece de las ventajas de estar en la zona euro y, en cambio, tienen todos los inconvenientes. No se puede pedir una negociación basada en el cariño tras la acusación de ladrones a todo el pueblo español, de vagos a costa de Cataluña a todos los demás, especialmente a andaluces y extremeños. Si un partido español negocia con cariño, ya se puede despedir de ganar unas elecciones en varias generaciones

    ResponderEliminar